27 - 12 - 2013

Como ya comentamos en anteriores artículos, todas las cartas de los Arcanos Mayores están ilustradas con figuras simbólicas que conectan con el inconsciente colectivo. Estas cartas son reflejos simbólicos del crecimiento y la transformación de cada persona a lo largo de su vida, siendo estas tarjetas signos de sus distintas etapas evolutivas.

papisa
El Arcano Mayor nº II del Tarot corresponde a la Papisa, la Sacerdotisa o la Suma Sacerdotisa. Es la carta del tarot que se asocia a la inteligencia y la intuición. Generalmente está representada por Isis, Diosa del antiguo Egipto a la que también denominaban “Gran maga” y “Gran diosa madre”, por su desarrollado sentido de la clarividencia y su poder de curación. Conoce y maneja el mundo de las emociones, los impulsos y las pasiones, pues entiende el elemento Agua. Mucho de lo que conoce lo mantiene en secreto. Pues sabe que la verdad sólo puede ser revelada cuando puede ser comprendida.

Bajo su manto azul, de cuello y broche amarillos, esconde su largo vestido rojo sobre el que se cruzan dos cordones amarillos; símbolo de la fuerza del Espíritu que aún no quiere manifestarse al exterior. Lleva la tiara pontificia, de tres coronas; la última de ellas desborda un poco el marco de la lámina. Sobre sus hombros cae un velo blanco y su cabeza se destaca sobre una tela de color carne, color que vemos también en sus manos, en la manga visible de su vestido y en el libro que sostiene abierto frente a ella. Este velo blanco evoca a Isis. La Sacerdotisa sostiene dos llaves en su diestra, lo que significa las claves para aunar o armonizar las tendencias del inconsciente y del consciente, buscando el equilibrio de la personalidad y de sus actuaciones. Y, por extensión, esas llaves simbolizan los conocimientos y sabiduría personales que permiten encontrar la clave o solución a cualquier problema o conflicto.

La Papisa tiene la virtud de la paciencia, de saber esperar. Está llena de experiencia, como si su libro contuviese toda la memoria universal. Eso sí, parece estar sola, muy sola. Habría que investigar si esa soledad es elegida o, por el contrario, es un aislamiento por la dificultad que tiene de relacionarse.

La Suma Sacerdotisa conoce la relación entre el consciente y el inconsciente. Tiene conocimientos profundos y también gran sensibilidad e intuición. De ahí que perciba todo y opine poco. Pero cuando lo hace hay gran poder en su expresión. Es un ser de gran conexión con la divinidad. Por eso entiende el camino del medio, justo entre el Yin y el Yang. Justo entre la oscuridad y la luz.
papisa_visconti_sforza
Este arcano trata de situaciones que sólo puede resolver la intuición; sus cualidades son inspiración, sabiduría, discreción y memoria. Revela lo oculto y es fuente de energía, esperanza y talento creador para los artistas. Exhibe una personalidad magnética. Puede significar la ayuda de una mujer sabia e inspirada. Está relacionada con la cultura. Si el consultante es mujer, podría personificarla. En muchas ocasiones, además, representa la utilización de las artes mágicas u ocultas para obtener lo que se quiere; en tales circunstancias, el arcano se convierte en La Maga, La Bruja, La Adivina, La Sibila, etcétera.

Esta carta es portadora de un gran mensaje para aquellas personas que sufren de sueños o pesadillas repetidas. Invoca la búsqueda espiritual de los significados últimos de aquellas manifestaciones oníricas. “¿Qué es lo que oculta tu inconsciente”? nos pregunta, “busca conocerte a ti mismo”, nos alienta.

Cuando La Sacerdotisa representa al consultante, es posible que le esté indicando que es el momento de investigar en solitario o, quizá, de confiar en su instinto. Si La Sacerdotisa representa a una persona cercana al consultante, se trata de una mujer sabia, una médium, una profesora de sabiduría arcaica o una allegada que conoce bien la historia de la familia y sus secretos. Puede estar diciendo al consultante que alguien le oculta un secreto, o que es él quien lo oculta y por qué.

Si sale invertida suele ser señal de lo inaccesible, temor a lo desconocido, inacción, celos o esterilidad. La Sacerdotisa hablará de una mujer intolerante, egoísta, malvada, hipócrita. Se trata de una rival o enemiga. También representa a un tipo de mujer que puede tener poderes de bruja, y que siempre que quiere hace el mal.

Be Sociable, Share!