13 - 01 - 2014

Simplificando bastante podemos decir que un amarre es un hechizo que se usa para recuperar a la persona amada y conseguir que permanezca a tu lado para siempre. Habitualmente se llevan a cabo en aquellas situaciones en las que una pareja está atravesando por una separación o un distanciamiento; cabe destacar que los amarres de pareja son llevados a cabo por parte de un miembro de la pareja al otro. Este conjuro puede emplear velas, humo, pelos o inclusive algunas prendas de la persona que se desea recuperar. Es posible realizar el mismo empleando magia negra o magia blanca.
amarre
Se considera de magia blanca cuando un amarre se realiza a una persona que aún te ama, porque no se está atentando contra el libre albedrío. Estos amarres no tienen efectos negativos en la pareja aunque sí “se cobran”(en cualquier ritual de magia siempre se paga un precio: al concederte algo se te quita otra cosa en forma de pago).  Los amarres de magia negra traen malestares físicos y mentales a la pareja, a pesar de “lograr” que el amarrado permanezca con el que realizó el amarre.

El elemento más común que se requiere para un amarre es la foto de la persona a quien se desea hechizar, además de velas (de distintos colores), algún elemento de la naturaleza (flores, agua, etc.) y alguna prenda de vestir. Estos rituales siempre se realizan de noche, particularmente en viernes, y supuestamente tienen distintos efectos dependiendo bajo qué luna se realizan. Si se hacen bajo la luna nueva o creciente, la relación va a crecer y durar mucho; durante la luna menguante, la relación será fugaz; durante la luna llena la relación crecerá con más eficacia.

Muchos especialistas en este tipo de ritual, recomiendan que siempre se realice un baño con jabones que hayan sido preparados para lograr la armonización de la persona que solicitó el amarre, y deben hacerse antes, durante y después de que se lleve a cabo el ritual. Mientras se realiza el hechizo, la persona no debe llorar. Esto se debe a que las lágrimas son saladas y como bien sabemos la sal en la brujería, atrae la mala suerte corriendo el riesgo de que el trabajo que se está realizando se corte.

La mayoría de los amarres implican también la invocación de un espíritu para que empuje a la persona a la que se realiza el amarre a volcar su vida entorno al que lo está amarrando. Algunos de los espíritus que pueden ser invocados son “el Anima Sola” (Celestina Abdégano, una mujer que -según la leyenda- no quiso darle de beber a Jesucristo cuando estaba en la cruz y fue condenada a vagar sola por el purgatorio), “la Pomba Gira” (de origen yoruba -africano-, tiene el poder de dominar a cualquier hombre) o “el Espíritu de Dominio.
amarreamor
Las consecuencias de los amarres de amor son positivas, ya que lo que hacen los conjuros de amor es simplemente aumentar o crear un sentimiento de atracción de una persona a otra.  Al realizar un amarre de amor de manera correcta son que a la persona que se la ha realizado el trabajo de magia blanca se desespere por estar con la persona que le realizó el amarre. Además de tener una gran atracción tanto sentimental como sexual (aunque la atracción sexual no es el punto principal de los amarres de amor), las personas que han recibido un trabajo de amor pueden sentir la necesidad de estar con la persona que está haciendo el amarre.
Si el amarre de amor solamente se hizo por simple curiosidad o ignorancia, los resultados podrían ser negativos. Si los trabajos de amor con magia blanca, no se realizan con un sentimiento verdadero, energía pura y sana, difícilmente  sean exitosos. Jamás hará daño a la persona que desea enamorar si sus sentimientos son puros y con buena vibración.

Si el amarre es de magia negra puede haber consecuencias negativas. Por ejemplo puede pasar que la persona a quien se quiere atraer no se sienta bien con nadie ni siquiera con su familia o amigos y su vida empiece a decaer y a pesar de eso nunca vuelva o se acerque a la persona que hizo el hechizo. En casos extremos puede causar graves daños a la salud de la persona como muerte o parálisis cerebral o incluso volver a esta persona un ser errante sin que este cómoda en ningún lugar. Este tipo de hechizos son peligrosos ya que tuercen la voluntad de la persona hechizada esto tarde o temprano se regresa y multiplicado de 3 a 7 veces. En el momento que se acabe el efecto del amarre la persona puede que nos odie y se aleje confundida sin saber por qué estuvo con el realizador del hechizo.

Be Sociable, Share!