06 - 01 - 2014

La fiesta que se celebra hoy, la Epifanía o Adoración de los Reyes, es una fiesta muy antigua en la que se celebra la presentación pública del Niño Jesús. Lo más importante de ella para muchos, en nuestros días, es levantarse prontito para abrir los regalos que dejaron la noche anterior los Tres Reyes Magos. Pero los Reyes Magos y sus regalos tienen un significado más profundo y espiritual que os vamos a explicar.
reyesfuera
La tradición tiene su origen en el Evangelio de San Mateo, que es el único que menciona a los Reyes Magos, aunque no dice que fueran reyes sino simplemente magos venidos de Oriente, tampoco dice su número aunque se puede deducir que eran varios. Hacia el siglo IV se configuró el número de magos en tres  y se les dio el apelativo de “reyes de Oriente”, pues la práctica de la magia estaba prohibida y el concepto de mago tenía una connotación peyorativa. Los tres Magos provenían de tierras lejanas. La idea primordial es que Jesús se manifestaba también a los gentiles o paganos, a los que no eran judíos. Antes, Jesús se había manifestado a los judíos, representados por los pastores.

Melchor entrega el oro, el más precioso de los metales. Oro como símbolo de lo más puro, de la majestad del alma que ese niño traía. Oro como símbolo de brillo, liderazgo y fuerza. Al entregar oro los Reyes Magos reconocían la iluminación y espiritualidad del niño. El oro es el símbolo de los héroes, tal es así que Hércules tenía su escudo forjado en oro puro y ese escudo protegía su corazón y al corazón se lo simboliza con el metal del oro.

Gaspar entrega el incienso. El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que se añaden aceites de forma que al arder desprenda un humo fragante y un olor característico. El incienso se usaba para actos religiosos, por eso se dice que está en relación a Dios. Era un tributo a la divinidad del Niño, el reconocimiento de que Jesús era Dios. Al entregar incienso al niño Jesús se reconoce la divinidad que habita en él.
reyes_magos
La mirra que Baltasar le ofreció a Jesús es una sustancia rojiza aromática que es común en medio oriente y Somalia. Era muy valorada en la antigüedad para la elaboración de perfumes. En el Imperio Romano, se usaba como medicina, como anestésico para los condenados a muerte, para ser más precisos. Si el incienso simboliza reconocer la Divinidad, la mirra simboliza reconocer al hombre que sufrirá por la humanidad.

Así, los tres regalos son símbolos de los tres estados de Cristo: oro como jerarquía (Rey de Reyes), incienso como Divinidad encarnada en hombre y mirra como medicina para trascender y superar el dolor o también, como otros estudiosos apuntan, como símbolo del cuerpo terrenal de Jesús.

La tradición de los Reyes Magos como portadores de juguetes es otra manifestación de la costumbre romana de hacer regalos a los niños y de otras tradiciones —como la de Santa Claus— adoptadas por algunos países latinos hace relativamente poco tiempo. En principio Melchor traía dulces, golosinas y miel; Gaspar traía ropa, zapatos y cosas prácticas y Baltasar castigaba a los niños malos dejándoles carbón o leña. A partir de mediados del siglo XIX los reyes empiezan a traer juguetes y no se hace distinción al respecto de sus funciones.

Pero para que hoy tengáis un buen día de los Reyes Magos es necesario que os hayáis portado bien todo el año, que hayáis escrito una carta a los Reyes Magos con los deseos y regalos que queremos. Que los hayáis ido a recibir en la Cabalgata de Reyes y que anoche os acostaseis pronto. Si habéis hecho todo lo anterior seguro que estáis pasando un fantástico día de Reyes.

Be Sociable, Share!