15 - 12 - 2010

Los nodos son puntos de la órbita que cortan a la eclíptica y, como puntos astronómicos, no tienen consistencia material aunque la Astrología Hindú los considera verdaderos cuerpos planetarios. El Nodo Norte es llamado Cabeza de Dragón y el Nodo Sur, Cola de Dragón; se mueven hacia atrás en el Zodíaco. El eje nodal se forma trazando una línea desde el signo donde se halla el Nodo Norte hasta el signo opuesto donde se encuentra el Nodo Sur.

El eje nodal se trabaja partiendo del concepto de reencarnación y tomándolo como un puente entre el pasado y el presente para encontrar el camino que se debe seguir.

Como es un punto de intersección de la Luna con el Sol, el eje nodal se puede definir como una línea que conecta el mundo interno, psíquico o emocional de la Luna con el mundo externo, activo y vitalizante del Sol. Es emprender el camino que va de la memoria sensitiva, emocional de la Luna, del Nodo Sur, hacia la conciencia solar e individual del Nodo Norte.

De acuerdo al eje en que se encuentren los nodos, los signos plantean cuál es la tarea que debe realizarse y las casas, las áreas donde debe llevarse a cabo dicha labor. Los aspectos definirán la energía extra para llevarla a cabo. En los aspectos debe tenerse en cuenta que son unidireccionales: se interpreta en un solo sentido, es decir, qué le aporta el planeta al Nodo y no viceversa. En cuanto al orbe, se toma la mitad de lo acostumbrado.

Nodos lunares

Be Sociable, Share!