28 - 07 - 2012

Los Arcanos mayores son 22 Cartas numeradas del 0 al 21 de la baraja del tarot que están ilustradas con figuras simbólicas que conectan con el inconsciente colectivo. Estas cartas van desde El Mago con el número 1 hasta El Mundo, la carta con el número 21. La última carta es el 0, asignada a El Loco no por casualidad, sino por considerarla como fuera del camino evolutivo.

La palabra arcano significa secreto. Cada arcano representa una imagen de carácter arquetípico, con numerosos simbolismos. Su utilización es básica en la lectura de caras porque concentran y resumen toda la sabiduría Tarot pues sus significados tanto individuales como combinados entre sí dan respuesta a casi todas las preguntas humanas.

Presentan grandes similitudes con los senderos cabalísticos pues se basan en la misma numerología y siguen filosofías similares ya que surgen en la misma época, mismos lugares y probablemente mismos autores, poseyendo por tanto una base común. Su significado adivinatorio viene de su significación esotérica pero también de la experiencia del cartomante, por lo que aunque los significados suelen coincidir entre los tarotistas, también hay grandes diferencias, pues cada uno les acaba dando su propia interpretación personal. Algunos arcanos cambian según las distintas barajas, pero todos hablan de ideas metafísicas y transcendentes que permiten al estudioso penetrar en los misterios de la evolución del alma humana. Su origen es antiquísimo, incluso, algunos estudiosos como Carl Gustav Jung entienden que estos personajes remiten a arquetipos que todos los seres humanos llevan en su inconsciente. El juego completo de arcanos mayores debe entenderse como una historia, donde cada arcano es un capítulo, y esta noción no debe ser desoída al momento de hacer la interpretación de la tirada del tarot.

Los arcanos mayores están compuestos por una parte espiritual, una terrenal y una anímica. Describen y escenifican la creación de mundo desde el punto de vista filosófico, abarcando desde sus inicios y orígenes, hasta la síntesis o realización total de la vida. Cada una de las cartas representan un estado en el momento de la evolución del hombre y una actitud distinta ante ella.
Constituiría un error creer que cada carta está aislada en sí misma. Cuando se realiza tirada con los arcanos mayores será necesario contemplar todas las cartas expuestas, a fin de poder ofrecer una interpretación totalitaria de lo que el destino tiene reservado para nosotros. Es aquí donde la habilidad, el don de la tarotista entra a tener una importancia superior, pues es ella quien sabrá otorgarle a la lectura de todas las cartas del tarot reveladas en la tirada, en su conjunto y en general, el significado último.

Hay diferentes formas de dividir o clasificar a los arcanos mayores, pero en este caso vamos a citar sólo las dos más conocidas:
La primera divide las cartas, sin considerar a El Loco, según las tres partes que componen el hombre, es decir: Espíritu, del arcano 1 al 7; Alma, del arcano 8 al 14; y Cuerpo, del arcano 15 al 21. La segunda forma prefiere nombrarlo como: Aspecto Intelectual del hombre, del arcano 1 al 7; Aspecto Moral, del arcano 8 al 14; y Circunstancias de la Vida Material, del arcano 15 al 21. Otra manera de clasificar los arcanos mayores es tomando en consideración que forman una cosmología, es decir una historia del mundo. Así las cartas quedarían divididas como sigue:

El origen: arcano I El Mago, que es la acción primera, terrenal.
El poder terrenal: II La Papisa (conocimiento), III La Emperatriz (acción), IIII El Emperador (emoción).
La expresión: V El Papa (conocimiento), VI Los Enamorados (emoción), VII El Carro (acción).
El control: VIII La Justicia (conocimiento), VIIII El Ermitaño (Emoción), X La Rueda de la Fortuna (acción).
La aceptación: XI La Fuerza (conocimiento y acción) y XII El Colgado (acción y emoción).
La transmutación: XIII La Muerte o el Arcano XIII (acción), XIIII La Templanza (conocimiento), XV El Diablo (emoción).
La reacción: XVI La Torre (acción), XVII La Estrella (conocimiento), XVIII La Luna (emoción).
La liberación: XVIIII El Sol (acción), XX El Juicio (conocimiento), XXII El Loco (emoción)
La síntesis: XXI El Mundo de todo: acción, conocimiento y emoción.

En general, en la baraja de Tarot, estas cartas tienen un número en romano y un nombre, además de la imagen, aunque las barajas más antiguas sólo tienen la imagen, como se puede observar en la figura.

Su valor esotérico es el de iluminar la vida del consultante, alejar sus temores, advertirle sobre posibles peligros y ayudarlo a desarrollar cualidades que le permitan conducirse mejor en su vida. Los Arcanos Mayores suponen un significado más profundo y arquetípico que los Arcanos Menores, que representan situaciones cotidianas. Su interpretación es un camino para conectar con el inconsciente, a través de un lenguaje similar al de los sueños.

A continuación os dejo la lista de los arcanos mayores que pasaré a explicar uno por uno, en próximos artículos.
• 0. El Loco
• I. El Mago
• II. La Papisa o Sacerdotisa
• III. La Emperatriz
• IV. El Emperador
• V. El Papa o El Sumo Sacerdote
• VI. El Enamorado
• VII. El Carro
• VIII. La Justicia
• IX. El Ermitaño
• X. La Rueda de la Fortuna
• XI. La Fuerza
• XII. El Colgado
• XIII. El Arcano sin nombre o La Muerte
• XIV. La Templanza
• XV. El Diablo
• XVI. La Torre o la Casa de Dios
• XVII. La Estrella
• XVIII. La Luna
• XIX. El Sol
• XX. El Juicio
• XXI. El Mundo

Be Sociable, Share!