11 - 01 - 2011

Un poco de historia

Aproximadamente en el año 793, los vikingos procedieron a saquear el monasterio de Lindisfarme y ese fue el punto de partida para que, durante más de trescientos años tuvieran una fuerte influencia sobre el mundo occidental.
El término “vikingo” ha sido utilizado para denominar a las personas de Dinamarca, Noruega, Suecia y un poco más adelante, de Islandia (aún hoy el país Europeo menos cristianizado). En un principio se dedicaron a la agricultura, pero cuando la tierra dejó de ser productiva y era imperioso sostener a la creciente población, se dedicaron a la construcción de barcos, con la que tuvieron gran fortuna, ya que en primera instancia se dedicaron al comercio y más adelante al pillaje.
Siendo seres extremadamente valientes, los vikingos, no dudaron en enfrentarse a todo tipo de peligros, de los cuales salían generalmente airosos, no le temían a nada y poseían una gran fe de ellos mismos, conquistaron las islas Shetland, las Hebridas, colonizaron Escocia e Irlanda, al mismo tiempo que hicieron lo propio con el norte y el este de Inglaterra. Se posesionaron también de grandes zonas de Francia y España, al punto que Normandía se llama así por ellos.

El Tarot Nórdico

Utiliza el simbolismo de los pueblos del norte, adaptando como tema central su única mitología y sus dioses: Baldor (dios de la luz), Odin (dios de la sabiduría y señor de la magia), Frigga (diosa del cielo), Fraya (diosa de la belleza y que puede tomar forma de pájaro), Tyr (dios de la guerra), Thor (dios del trueno), Heimdall (el guardia de los truenos), etc.
El tarot vikingo nos impresiona por su profundidad y su exactitud para un lector experto en tarot. Sus imágenes son fuertes y representativas, no dejando dudas en su interpretación. Sus 22 arcanos mayores representan el ciclo completo de la vida y de la muerte, ya que ésta es continuación de aquella.
Amor, fortuna, salud, pasado, presente y futuro: con el tarot nórdico todo sale a la luz, incluso las cosas que mantenemos en reserva, aún para nosotros mismos.
Este tarot no esconde nada, muestra todo. Nos revela secretos del subconsciente (miedos, esperanzas, pensamientos). Imposible sustraerse a su encanto, misterio y profundidad, cuanto más lo usamos, más sabemos, y más se nos abre para una mejor interpretación.
¿Por qué después de tantos siglos aún se lo utiliza? Porque, hoy como ayer el hombre siempre ha querido saber y conocer de su futuro y el tarot nórdico es un excelente instrumento para ese propósito.
Y así como los guerreros vikingos temían no entrar en el valhalla (paraíso), si no morían con la espada en la mano, el hombre de hoy teme a cosas mucho más complejas pero que igual exigen lucha (conseguir trabajo, acceder a niveles de excelencia, mantener su pareja, etc.) si no está preparado para las contingencias que puede devenir en esta vida tan compleja que llevamos.

El Tarot Nórdico

Be Sociable, Share!